jueves, noviembre 13, 2008

Una Reflexión desde la Prisión


Pablo Morales Fhurimann

En todas las cárceles de Chile se cuenta a los prisioner@s 2 veces al día, la primera en la mañana, inmediatamente después del desencierro y la otra aproximadamente a las 16:30, hora del encierro. Allí los pres@s han de formarse en una fila y en presencia de los gendarmes, auto contarse del primero al último. Es una ocasión donde se busca el aleccionamiento ejemplicador, inscribiéndose de manera más intensa que en otras el control sobre los cuerpos y la sanción normalizadora. Ya he pasado la “cuenta” más de 60 veces (en mi anterior encarcelamiento lo hice unas 11.500 veces). Aún no atisbo cuando será la ultima vez que lo haré.
Hoy por hoy las prisiones de la concertación son espacios donde la vigilancia, el encierro y el castigo son los lugares comunes. El hacinamiento alcanza niveles nunca antes vistos, solo en el enorme Complejo Peninteciario que es el Centro de Detención preventiva C.D.P.1 Santiago Sur se encuentra 12.000 personas en recintos diseñados para un tercio de dicha cifra. El modula “A” donde me encuentro, fue hecho para 80 personas, hoy somos 300. Es fácil imaginar las consecuencias materiales y psicológicas que esto acarrea.

El Estado y el Gobierno, a través de gendarmería, mantiene el control de las prisiones a través de la aplicación y mantencion permanente de políticas y mecanismos altamente represivos, donde el uso y abuso de poder es lo usual. Todo esto se traduce en una violencia constante por parte de l@s carceler@s hacia l@s prisioner@s; explicando aquello, además, los altos índices de agresividad existentes entre l@s pres@s, donde es común encontrar relaciones sociales de explotación y sometimiento de los más débiles por parte de los más fuertes, en una verdadera espiral retroalimentada que no parece tener fin.

Esta dinámica no permite ni siquiera atisbar algún espacio de desenvolvimiento u oportunidad para aquell@s que esperan y sueñan poder salir de las formas de vida que implica la delincuencia, la cual así se convierte en una estrategia de sobrevivencia. Es evidente que las causas y motivaciones por las cuales las personas delinquen están determinadas por las flagrantes injusticias y desigualdades que impone el actual sistema económico y orden social al servicio de ricos y explotadores. Esta situación es ocultada por el Gobierno de la Bachelet y la Concertación, negando el carácter estructural de la generación de pobreza, exclusión y marginalidad y por ende, delincuencia. Para ellos la pobreza se combate construyendo nuevas prisiones, invirtiendo miles de millones de pesos en ellas, creando siniestros lugares donde es posible invisibilizar a decenas de miles de personas, sobre todo jóvenes (actualmente la edad promedio en las cárceles es de 19 años, contra 29 años hace 15 años) que anualmente ingresan en estas mazmorras. No es casual que los delitos contra la propiedad, uno de los principios basales de esta sociedad de clases, sean la principal causa del inusitado aumento de personas presas. Chile presenta el 2° lugar en América de número de encarcelad@s por cantidad de habitantes, después de EE.UU., verdadero imperio de las prisiones con más de 2 millones de individuos tras las rejas. En esta realidad infame del encarcelamiento existen presos que se organizan y resisten abiertamente al sistema que busca destruirnos física y sicológicamente. Son presos rebeldes que han hecho de la lucha una cotidianidad de sobrevivencia y dignificación de la vida al interior de las cárceles y de camino de salida a la calles. Actualmente 5 de ellos agrupados en la Coordinadora de Ex-Combatientes y Subversivos en prisión se encuentran realizando una huelga de hambre liquida de carácter indefinido a la base de exigir el otorgamiento de beneficios intra-penintenciarios para salir de las cárceles y mejoramiento de la vida aquí en la prisión. Esta es la realidad en la cual sobrevivo, este es el escenario del cual ansío dejar de formar parte. Se que ello depende de lo que seamos capaces de hacer. Desde ya hago extensivo un sentido y fraternal reconocimiento a quienes conforman el entorno solidario que me acompaña y me apoya. Por ellos reitero el llamado a tod@s quienes quisieran estar, a poner lo suyo, con la imaginación como único limite, en esta ya larga lucha por la salida a la calle de tod@s l@s Prisioner@s Polític@s, Rebeldes, ,Shilen@s Mapuche, Internacionalistas y de todo el mundo.

¡¡¡¡¡ MIENTRAS EXISTA MISERIA HABRA REBELIÓN !!!!!
¡¡¡¡¡ PRES@S POLÍTIC@S: A LA CALLE !!!!!


Pablo Morales Fhurimann, Prisionero Político de la concertación.
C.D.P Santiago Sur.
31 de Octubre de 2008.

1 comentario:

solidarios dijo...

Comunicado de los compañeros Dotte y Huiniguir... DIFUNDIR‏

Ha pasado un tiempo desde que somos detenidos, secuestrados en Pudahuel desde la plaza Víctor Jara, 3 compañeros y luego otro en los allanamientos posteriores. Dejamos de ver a nuestros hijos, nuestra gente y amigos, compañerxs, peñis y lamienes. Los extrañamos cotidianamente.

Esperamos pacientemente el resultado del juicio en contra nuestra confiando en nuestra inocencia, mas no fue así, los Jueces cerraron filas con el Estado, somos condenados ejemplarmente, ante el asomo de cualquier forma de resistencia.

La tesis fundamental de nuestros acusadores se basaba en la "rearticulación del Lautaro", idea que viene instalando el poder y las policías desde hace un buen tiempo atrás y gavillada con fuerza, desde la muerte del paco Moyano, durante la recuperación del dinero en el Banco Security. Todo lo anterior se evidencia y ratifica en los allanamientos y antes, en los interrogatorios hechos a nosotros por parte de agentes del OS-9 y DIPOLCAR.

Los testigos y peritos de la Fiscalia Publica, son oscuros personales, torturadores y asesinos, el Capitán Araya del OS-9 y el Capitán Arenas, quienes se hacen conocidos en los `90, involucrados en los falsos enfrentamientos, como aquel en que cae abatida "la chica ojitos de luna" Norma Vergara Cáceres, el 26 de marzo del '93, cuando el general de orden y seguridad. Estos eran nuestros acusadores, esta fue la razón primera perseguir, castigar. La venganza de toda una institucionalidad: DIPOLCAR, LABOCAR, GOPE, OS-9, OS-7, SIP, capitanes, tenientes, cabos…

Juicio enteramente inconciente, los testigos del Estado no pudieron comprobar sus dichos y pruebas, pero además para sustentar la acusación la palabra de la policía, el Fiscal Emiliano Arias, concluyo su acusación diciendo: "… si en un allanamiento a una casa se encuentra una bandera de Colo-Colo, todos los que viven en esa casa son de Colo-Colo, mas aun cuando dos de los que allí viven juegan en ese equipo…" discurso racista y fascista, amenazante para todo aquel que piensa de distinta manera, ATENTOS, pues se les dio la razón.

Podemos decir entonces que lo pensábamos era un montaje, además asoma como un circo orquestado, parafraseando a Vicente Huidobro, "la justicia en chile seria para la risa si no hiciera llorar".

La Defensoria Publica, la intendencia de Santiago, el poder político del Estado en pleno cerraron filas "ante toda duda razonable" encontrándonos culpables.

Así también y producto de la Persecución Política dirigida a los ex Presos Políticos; en el marco de la paranoia del Estado Policial por amedrentar, detienen y encarcelan a Pablo Morales, por una supuesta deuda de hace mas de 15 años con las Fiscalia Militar.

Los que matizaron toda esta muestra de ética judicial, son como siempre los Medios de Comunicación, instalando desde el primer minuto de nuestra detención subjetividades a la opinión pública, estigmatizándonos, allanado el terreno para que fuésemos fusilados hallados culpables.

Entendemos también que a nuestrxs amigxs, familiares y aquellxs que constituyeron nuestra defensa, se le hicieron y hacen seguimientos, advertencias y amenazas, tratando de intimidar a quienes nos apoyan y siguen en la lucha social.

En conclusión entendemos que así como trabajan los tribunales en su Mall de las injusticias, con sus inconsistencias y prejuicios, también funciona el gobierno del capital, criminalizando todo asomo de Subversión y Rebeldía, amedrentando a quienes apoyan y luchan por una nueva forma de vida, mas solidaria y libre, pretenden que nos quedemos quietos inmovilizados socialmente, hipnotizados con los Show de políticos y la banca que a través de la TV nos ofertan vidas a créditos.

Ante este estado de cosas no estaremos conformes nunca, menos ahora, no nos quedaremos tranquilos, sabrán de nuestra firme convicción.

Somos populares, mapuche e insumisos.


¡A DERRIBAR LAS MURALLAS DEL EXTERMINIOY AISLAMIENTO!!

¡A POTENCIAR LA AUTONOMIA EN LA ACCION DESATANDO SUBVERSION!!

KONTRA TODA AUTORIDAD ¡INSUMISION!

¡LA LUCHA SIGUE EN PIE: DESPERTANDO AL DORMIDO Y ORGANIZANDO AL DESPIERTO!








Marcelo Dote, Esteban Huiniguir
Presos Politicos,
Desde la Seccion de Maxima Seguridad (M.A.S)